Archivo de la etiqueta: deseos carnales

Provisión Por El Pecado

Romanos 13:14
“sino vestíos del Señor Jesucristo, y no proveáis para los deseos de la carne.”

Según la concordancia Strong, la palabra “proveáis” viene de la palabra griega “pronoia” que “significa pensar de antemano, cuidado o hacer provisión providencial”, es decir, crear las condiciones para una cosa. Cuando vi el

Pensar de ante mano

Pensar de ante mano

significado de la traducción originar en griego de “proveáis” el significado de este versículo bíblico tomo un giro de 180 grados. Porque precisamente pensé que esto es lo que hace el hombre o mujer que esta esclavizado a la atadura sexual, hacen “provisión providencial” por su pecado. Muchas veces el hombre que esta esclavizado a la atadura sexual no puede liberarse ya que aun cuida y hace provisión providencial por objetos y/o personas que están relacionados a su atadura sexual. Observe como diría este versículo bíblico si sustituimos la frase “crear las condiciones” por proveáis. Diría de la siguiente manera: “sino vestíos del Señor Jesucristo, y no crear las condiciones para los deseos de la carne.” ¿Cómo sabemos que estamos haciendo provisión o creando las condiciones? Estos son algunos ejemplos: cuando sabemos que aun tenemos acceso a la pornografía y nuestra esposa o mentor no sabe nada, cuando sabemos que en el cuarto del hotel donde nos vamos a quedar para nuestro próximo entrenamiento del trabajo hay un televisor con “PayPerView”, cuando sabemos que tener dinero en efectivo demás en el bolsillo puede ser un detonador o cuando de repente te enteras que saldrás temprano del trabajo y decides no decirle nada a tu esposa o mentor ya que estas pensando de ante mano que es una buena oportunidad para irte a lujuriar con los ojos en un lugar publico, como en centro comerciales o playas.
No cometas el error de sobre confiar, si sabes que aun todavía existen fuentes que alimentan tu atadura sexual, ¡no las cuides!, ¡no le pases las mano! y ¡mejor sal de ellas! Si sabes que tienes un numero de teléfono que conocen todas tus ex amantes, cambia ese numero por otro. Quizás pensarás que: “ese es el número que tengo por años, si lo cambio voy a perder muchos clientes de mi negocio”. El no cambiar el numero es “crear las condiciones“ para pecar. Dios te dice a través de este versículo bíblico que no hagas provisión provisional por tus deseos carnales. Es mejor perder clientes de tu negocio que perder tu alma en el lago de fuego. Hermano, hermana te motivo que mejor te vistas del Señor Jesucristo. Cuando te vistes del Señor no hay maldad en tu corazón, solo hay transparencia.

Abrazos y muchas bendiciones;

Joel Olivencia

PS: Escucha hoy testimonio de un hombre cristiano que fue librado de la lujuria sexual, presiona atadura sexual


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.703 seguidores