Archivo de la etiqueta: versículo bíblico

Motivación Para No Pecar

Versículo bíblico como texto base: 1 Corintios 16:14: “Todas sus cosas sean hechas con amor”.

¿Alguna vez te has preguntado cuál es tu motivación para no pecar? Honestamente contéstate esta pregunta y verás lo mucho que se relaciona con la lucha en contra de la atadura sexual.

Motivacion Para No Pecar

Motivación Para No Pecar

Las motivaciones están directamente relacionados con los resultados que vas a obtener en tu lucha diaria en contra de la atadura sexual. Tener conciencia de saber si nuestras motivaciones son correctas o no, es bien importante en nuestro proceso de alcanzar madurez en la pureza sexual. Una motivación incorrecta sólo te llevará a tener periodos de pureza no duraderos.

Me explico…

1 Corintios 16:14 dice: “Todas sus cosas sean hechas con amor”. Nota que el “amor” es un desprendimiento y no tiene que ver nada con “tener” o “tomar”. Si tus motivaciones para no pecar tienen que ver con “tener” algo y no dar, puedes estar en la posición de tener una motivación incorrecta. Por ejemplo, si tu motivaciones son para verte como una persona “más espiritual” y tener “más unción”, tienes una motivación incorrecta. Si tu motivación para no pecar es sólo para evitar vergüenza o dolor, también es incorrecta. Si tu motivación es querer tener una vida libre de problemas para estar orgulloso de ti mismo y ganarte el respeto de los demás, también estas lejos de tener una motivación correcta. Nota que todas estas motivaciones son egocéntricas y tienen que ver contigo y no con Jesús. Estos motivos erróneos tienen que ver con la preocupación que tienes en cuanto a la manera en que luces antes los demás.

Es verdad, Dios usa la vergüenza, la culpa y el dolor para llevarnos al arrepentimiento; pero la realidad es que una libertad duradera viene cuando nuestros motivos son puros.

 

Motivo Puro Para No Pecar

El motivo puro para no pecar debe ser el no querer entristecer a Dios con nuestras acciones después de todo lo que hizo para rescatarnos y restaurar nuestra relación con El. Para activar este motivo, debes hablar y relacionarte todos los días con Dios y tenerlo presente en tu vida todo el tiempo. Por qué si no, no podrás tener razón para guardar tu relación con el Señor, si de antemano no te preocupas en buscarlo.

En otras palabras, si deseas tener un motivo puro como este, debes guardar y atesorar en tu corazón todo lo que Jesús sufrió para lograr que tú estés cerca de Él.

Es importante que entienda que Dios está apasionado por ti, si no, no hubiera hecho todo lo que hizo en la cruz para reencontrarte de nuevo contigo. Todo lo que te separa de Él lo entristecerá ¿Acaso no es lo mismo que sentirías tu, si tu hijo se separara de ti?

Cuando empiezas a vivir 1 Corintios 16:14 notarás que empezarás a pensar en los demás y no en tus metas, si no en las metas de Dios para tu vida. Un motivo puro, no se trata de ti, se trata de una relación que es herida cada vez que pecamos, una relación que fue recuperado con desespero, dolor y quebranto. Se trata de Jesús y no de ti. Tu motivo es Jesús y todo lo que hizo para recuperarte.

Te motivo a que practiques esta enseñanza cuando tengas la opción de pecar. Hoy te motivo a que te preguntes: ¿Cuál es el motivo que tienes para no pecar? ¿Tu motivo es egocéntrico o es por amor al Gran Yo Soy?

Otros artículos relacionados:

¿Donde Estas?

La Magnitud Del Pecado

 

Abrazos y muchas bendiciones;

Joel Olivencia

PS: Escucha hoy este audio testimonio de un hombre cristiano que fue librado de la lujuria sexual, presiona atadura sexual


Apostasía

Mateo 24: 10-14 “Muchos se apartarán de la fe entonces, y se traicionarán unos a otros, y unos a otros se odiarán. 11 Se levantarán muchos falsos profetas, y a muchos engañarán. 12 Y debido al aumento de la iniquidad, el amor de muchos se enfriará. 13 Pero el que persevere hasta el fin, ése será salvo. 14 Y este evangelio del reino se predicará en todo el mundo como testimonio a todas las naciones, y entonces vendrá el fin” (NBLH).

¿Te has dado cuenta cómo somos tan fácilmente diluidos por este mundo? Recibimos tanta información por los periódicos, televisión, anuncios en la carretera y computadora, que no nos damos cuenta qué estamos siendo

Apostasía

Nota Lobo Disfrazado. Definición de Apostasía: abandono de la fe en Jesucristo.

diluidos en la apostasía de este mundo. Si no te percibes de esto temprano, es muy probable que mañana, lo que antes veías como malo, lo veas como bueno. Es preocupante, cada vez más la sabiduría de este mundo está más vana y opuesta al conocimiento de Dios y si no estamos pendientes caeremos en la trampa de la apostasía.

Por otro lado, me preocupa cómo la iglesia, en general, está siendo diluida en este mundo. Caer en la trampa de la apostasía realmente no es difícil, el enemigo sólo necesita paciencia y de-sensibilizarte sistemáticamente. Sólo tiene que exponerte poco a poco, y constantemente, a la manera de pensar de este mundo, cuando vengas a ver estarás aplaudiendo y aprobando todas las acciones del anticristo.

No cometas el error que muchos cristianos cometen cuando leen este versículo bíblico diciendo: “Esto no me pasará a mí, yo estaré muy pendiente de todas las señales y me daré cuenta del engañador cuando venga”. Pretendemos ser libres de la apostasía, cuando hoy la iglesia pasa mucho tiempo frente a la tele y/o computadora alimentando su mente con las ideas de este mundo.

Realmente, la única forma en que puedes lograr ser victorioso, es que vivas una vida de continua renovación en el Espíritu. Esta renovación es bien importante que la aceptemos y la guardemos celosamente con nuestro corazón. Porque si no eres renovado por el Espíritu, automáticamente serás diluído por este mundo y cuando vengas a ver estarás profundamente inmerso y preparado por el enemigo para ser víctima de la apostasía.

¿Cómo relacionar esto con la lucha en contra de las ataduras sexuales?

La lucha contra de las ataduras sexuales, se pelea de la misma manera. Es mejor humillarte (renovar tu mente) día a día en el Espíritu que tratar de vencer una tentación después de estar tan inmerso en ella. Piénsalo, la conducta sexual no llega de repente, llega poco a poco, llega con pequeños pasos subestimados que tú le permites al enemigo que haga para ganar terreno y dejar todo preparado para que recaigas. Por eso es que debes procurar guardar tu relación diaria con el Señor celosamente, teniendo en mente que si no lo haces serás diluído por este mundo, serás diluído por la televisión, los anuncios en la calle, la computadora, las noticias y el periódico. El enemigo hará todo lo posible para que tú no tengas la Palabra de Dios en tu mente. Él sólo quiere contaminarte con la vana sabiduría de este mundo. Guarda tu corazón en el Señor día a día.

Abrazos y muchas bendiciones;

Joel Olivencia

PS: Escucha hoy testimonio de un hombre cristiano que fue librado de la lujuria sexual, presiona atadura sexual


Clamando a Dios, a un paso de pecar.

Clamando a Dios, a un paso de pecar.

Salmos 119:43 “No quites jamás de mi boca la palabra de verdad, Porque yo espero en Tus ordenanzas.”

Quiero tocar tu corazón con las letras de este artículo. Quiero compartir contigo lo que significa para mi clamar: “No quites jamás de mi boca la

Clamando a Dios, a un paso de pecar.

Clamando a Dios, a un paso de pecar.

palabra de verdad, Porque yo espero en Tus ordenanzas.” Algo que nuestro enemigo no soporta es que clamemos a Dios, a un paso de pecar. El enemigo sabe que cuando se escucha el clamor de un hijo en el  Salón del Trono de Dios él tiene que salir corriendo por su vida.

Muchas veces, en la lucha contra la atadura sexual, nos encontramos en ese micro-segundo, donde nos toca decidir por la lujuria o decidir por pureza. Es ahí donde nuestra fe es puesta a prueba, en ese momento donde estás a un paso de pecar.

Pero no quiero hablar de aquellos momentos en donde te sientes fuerte, con muchos días de pureza o viviendo en victoria.

Quiero referirme a esos momentos donde sientes que la carne hace fuertemente su demanda y donde todas las condiciones están en bandeja de plata para consumir el pecado. Clamar a Dios en un momento como este requiere de valentía. Clamar a Dios en un momento como este es realmente como sentir dolor físico en la carne, inclusive sentir hasta coraje en tu carne por saber que lo que estás deseando es prohibido.

Sólo el que ha pasado por los estragos de la atadura sexual, puede entender lo difícil que es clamar a Dios, a un paso de pecar. Pero este versículo bíblico dice algo poderoso. En mi caso, este versículo bíblico  me hace recordar todas las veces en que estaba a un paso de pecar, batallando entre obedecer a Dios o obedecer mi carne. Me hizo recordar las veces que traté de recordar versículos bíblicos que me ayudaran a vencer y solo encontrar que no estaba preparado para batallar.

El salmista en este verso le pide algo a Dios, algo que todos nosotros debemos pedir cuando estamos a un paso de pecar: “No quites jamás de mi boca la palabra de verdad, Porque yo espero en Tus ordenanzas”. Este verso significa pedirle a Dios confianza de que Él siempre proveerá en los momentos más difíciles. ¡Aleluya!

¿Por qué es tan importante esto? Porque muchas veces creemos que la provisión de Dios no es suficiente. Pensamos: “Dios me libra de esta pero luego voy a caer, pues para eso consumo ahora el pecado”. Este pensamiento, o cualquier otro tipo de racionalización es mentira de satanás.  Por eso es que la acción de declarar la verdad de Dios, tiene poder sobre la mentira en la que el enemigo te quiere atrapar.

Si clamas a Dios, a un paso de pecar, creyendo en que Él proveerá, empezará a fluir la verdad en tu corazón. En otros casos, habrán momentos en que sientes a Dios lejos y tu carne esta demandando ser lujuriosamente atendida. En un momento como este, clama a Dios en el Espíritu, de tal manera que tu voz retumbe en el Salón del Trono de Dios.

Sabes, poder entrar al salón del trono de un rey es un privilegio y para otros, puede hasta costar su vida. Pero tú, como hijo de Dios, tienes entrada libre por la sangre del Cordero inmolado.

Dios te dice: “espera en mis ordenanzas”. Es un buen momento para decirle a Dios: “yo espero en tu ordenanza y no en lo que la carne me ordena”. ¡Te  necesito! ¡Clámalo herman@! Él te escuchará atentamente.

Abrazos y muchas bendiciones;

Joel Olivencia

PS: Escucha hoy testimonio de un hombre cristiano que fue librado de la lujuria sexual, presiona atadura sexual


Una gota de su sangre, por un momento de placer.

Isaías 53:4-5

Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido. Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados. (RVR 1960)

La forma en que ves la muerte de Jesús en el calvario es de suma importancia para vencer tu lucha en contra de la atadura sexual. Este versículo bíblico se escribió 700 años aproximadamente antes de Jesús y describe perfectamente lo que Jesús padeció por nosotros.  No te imaginas el poder que tiene tu “gratitud” hacia Dios para vencer la lujuria sexual y de esto es que se trata este versículo bíblico.  Este versículo se relaciona con tu lucha,

Una gota de su Sangre

“No negocies una gota de su sangre, por un momento de placer”.

porque mientras más te acercas a ese madero y al recuerdo de lo que sucedió, automáticamente le das la espalda a la lujuria sexual. Acercarte al madero es recordar el dolor que el maestro sufrió por ti, es doler tu carne y clavarla en la cruz junto con Él.

En mi vida he notado que la forma en que veo y estoy consciente de la muerte de Jesús en el madero, tiene que ver mucho con la forma en como está mi relación personal con El Señor. Muchas veces recuerdo decir en un tono alegre: ¡Soy salvo por que Cristo murió por mí!”, pero sin embargo, era bien rápido para trivializar ideas lujuriosas. Usaba la sangre de Cristo para obtener lo mejor de los dos mundos, es decir, puedo pecar y luego usar la sangre de Cristo para lavarme. Pecaba como si la sangre de Jesús fuera un jabón hecho en una fábrica jabonera o como un jabón que luego de ser usado se desperdicia drenándose por el desagüe de la bañera. Suena fuerte, pero realmente es la actitud que tomamos cuando negociamos un poco de placer, por una gota de su sangre.

La sangre de Cristo no es meramente un jabón, la sangre de Cristo costó sufrimiento, dolor intenso y un proceso largo de tortura. El evento del calvario, fue uno muy triste y no hubo ningún componente de alegría, como hoy solemos a expresar tan livianamente: “¡Cristo murió por mí!” y realmente no vivirlo.

Aquí es que yo me pregunto: ¿Cómo es que veo la muerte de Cristo en el calvario?; ¿Soy yo tan rápido para trivializar pensando: “no… esto no es tan malo” o “bueno… si ya vi un poco, para eso lo veo completo”? O me creo un súper mega escapista diciendo: “ha… nadie me va a ver”, “lo tengo todo muy bien planificado” o “si me atrapan, puedo decir esta mentira buena”. Si de verdad tuviéramos el sacrificio de Jesús grabado en nuestra mente, no fuéramos tan rápidos para dejar nuestra pureza echada a la basura.

Yo he notado en mi vida, que mientras más yo tengo grabado los detalles del sufrimiento de Jesús, mi vulnerabilidad para consumir el pecado mengua. ¿Por qué?, porque mi corazón automáticamente se llena de gratitud, no necesito más nada.

Hoy te invito a pensar y a concienciar diferente este gran sufrimiento que El Gran Varón de Dolores sufrió en el madero por ti y por mí. Te invito a ir más allá, a que te hagas participe de este dolor, porque cuando la carne demanda su placer, es una oportunidad de someterla. Suena difícil, pero cuando consideramos todo lo que pasó Jesús en el madero por tí y por mí, solo basta con recordar su dolor y ser agradecido. Te invito a que te hagas esta pregunta antes de actuar: “¿merece Cristo sufrir tanto por este pecado que quiero consumir?”

Abrazos y muchas bendiciones;

Joel Olivencia

PS: Escucha hoy testimonio de un hombre cristiano que fue librado de la lujuria sexual, presiona atadura sexual


Pobre de Espíritu

“Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos” (Mateo 5:3)

Interesantemente este versículo tiene que ver mucho con nuestro proceso de “alcanzar libertad” de la atadura sexual. Si notas, con todo propósito escribí la frase “alcanzar libertad” entre comillas. ¿Por qué lo escribí así?

Pobres de Espiritu

Pobres de Espiritu

Pues… precisamente de eso se trata este artículo. Te pregunto, ¿quién puede alcanzar libertad? La realidad es que ningún ser humano tiene el poder por sí solo de alcanzar libertad del pecado. Si lo tuviéramos, entonces ¿para qué necesitemos la Sangre del Cordero y el poder del Espíritu Santo de Dios? El día que pienses que puedes alcanzar libertad solo, será el día que comenzarás a creerte autosuficiente. Será el día en que te alejarás de Dios. Reflexiona y ve que lo que te digo es cierto; toma un tiempo y analiza las veces que has cedido al pecado; verás que lo haces porque dentro de ti crees que hay otra cosa fuera de Dios que te puede satisfacer. Cuando este versículo habla del concepto de pobre de espíritu, no tiene que ver nada con el tema económico, ni estatus social y tampoco habla de los pequeños niños y niñas huérfanos que existen en todo el mundo. Realmente este versículo bíblico habla de nuestro reconocimiento a la total dependencia de Dios. Cuando voy a mi tan apreciado grupo del Ministerio Cristiano Hombres De Valor, Hombres De Verdad, (grupo dedicado para ayudar a hombres cristianos permanecer en pureza sexual), a veces escucho a los muchachos decir con mucha pasión, con coraje y con el puño apretado “a lo macho”: “este mes lo viviré en pureza, ya verán, lo quiero hacer porque quiero agradar a Dios”. En mi interior sólo pienso algo, realmente él no puede alcanzar pureza de esa manera y siento mucha misericordia por que yo he estado ahí tantas veces. Muchas veces dije: “yo puedo Dios… ya verás, te amo tanto que lo haré por ti”. O muchas veces en los retiros de mi Iglesia, en aquel culto en donde todos estábamos humillados en el altar le dije al Señor: “decido vivir en pureza el resto de mi vida” y nunca lo he logrado así. No quiero que me mal interpreten; sí podemos hacer declaraciones de fe como éstas, solo si tu corazón está en confiar en Dios y no en ti para lograrlo. La fe no se trata de “creer en ti” o en tus fuerzas, ni tampoco trata de acercarte al pecado para ver si puedes vencer o no. Para muchos hombres es difícil soltar la independencia, somos tan competentes, nos gustan los retos y los desafíos, que se nos hace difícil tener que decir: “Dios yo no puedo, hazlo tu”. La fe se trata de vivir siendo totalmente dependientes del Gran Yo Soy. Cuando este versículo habla de ser pobre en espíritu, es un reconocimiento de total dependencia. Hoy día se me hace mas fácil vencer una tentación cuando digo: “Dios, mira esta opción, realmente no puedo serte fiel, ayúdame que no puedo”, a que cuando alzo el pecho lleno de orgullo y digo: “Dios, ya verás cómo salgo victorioso de ésta, te amo tanto que te lo voy a demostrar”.

Abrazos y muchas bendiciones;

Joel Olivencia PS: Escucha hoy testimonio de un hombre cristiano que fue librado de la lujuria sexual, presiona atadura sexual


Gloria de Dios

1 Corintios 10:31
“Si, pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios.” Reina-Valera 1960

Cuando analizo este versículo bíblico me doy cuenta que éste habla a nuestras vidas sobre las intenciones de nuestras acciones, pensamientos y emociones. Todo lo que nosotros hacemos debe ser para darle la gloria a Dios; no importa qué sea, todo debe ser para darle la gloria a Dios. Que diferente serían nuestras vidas si este

Gloria a Dios en todo lo que haces

Gloria a Dios en todo lo que haces

versículo bíblico fuera una realidad cada segundo. Toma un tiempo y medita sobre tus acciones y pregúntate si Dios está agradando de ellas. Por ejemplo, pregúntate si agradas a Dios cuando viajas en el camino con tu auto. Pregúntate si Dios se agrada de ti cuando te sientas al frente de la computadora. Pregúntate si tus pensamientos e intenciones íntimos adoran y exaltan a Dios.
Si vives este versículo bíblico te llevará a vivir un estilo de vida completamente distinto y opuesto al estilo de vida de este mundo. Tu estilo de vida sería uno de verdadera alabanza y adoración continua. Darle la gloria a Dios en todo lo que haces requiere de una transformación y humillación en tu vida; requiere que tengas que rendir cada segundo de tu vida; requiere que tengas que rendir tus malos hábitos y tus deseos pecaminosos más profundos. Requiere a que analices si tus acciones son genuinas y no tienen agendas ocultas o tramposas. Pero, sobre todo, para nosotros que luchamos contra la lujuria sexual, requiere a que tengas  que rendir la impulsividad, que es la que siempre nos lleva a no considerar a Dios en nuestros deseos e impulsos carnales.

Abrazos y muchas bendiciones;

Joel Olivencia
PS: Escucha hoy testimonio de un hombre cristiano que fue librado de la lujuria sexual, presiona atadura sexual


Provisión Por El Pecado

Romanos 13:14
“sino vestíos del Señor Jesucristo, y no proveáis para los deseos de la carne.”

Según la concordancia Strong, la palabra “proveáis” viene de la palabra griega “pronoia” que “significa pensar de antemano, cuidado o hacer provisión providencial”, es decir, crear las condiciones para una cosa. Cuando vi el

Pensar de ante mano

Pensar de ante mano

significado de la traducción originar en griego de “proveáis” el significado de este versículo bíblico tomo un giro de 180 grados. Porque precisamente pensé que esto es lo que hace el hombre o mujer que esta esclavizado a la atadura sexual, hacen “provisión providencial” por su pecado. Muchas veces el hombre que esta esclavizado a la atadura sexual no puede liberarse ya que aun cuida y hace provisión providencial por objetos y/o personas que están relacionados a su atadura sexual. Observe como diría este versículo bíblico si sustituimos la frase “crear las condiciones” por proveáis. Diría de la siguiente manera: “sino vestíos del Señor Jesucristo, y no crear las condiciones para los deseos de la carne.” ¿Cómo sabemos que estamos haciendo provisión o creando las condiciones? Estos son algunos ejemplos: cuando sabemos que aun tenemos acceso a la pornografía y nuestra esposa o mentor no sabe nada, cuando sabemos que en el cuarto del hotel donde nos vamos a quedar para nuestro próximo entrenamiento del trabajo hay un televisor con “PayPerView”, cuando sabemos que tener dinero en efectivo demás en el bolsillo puede ser un detonador o cuando de repente te enteras que saldrás temprano del trabajo y decides no decirle nada a tu esposa o mentor ya que estas pensando de ante mano que es una buena oportunidad para irte a lujuriar con los ojos en un lugar publico, como en centro comerciales o playas.
No cometas el error de sobre confiar, si sabes que aun todavía existen fuentes que alimentan tu atadura sexual, ¡no las cuides!, ¡no le pases las mano! y ¡mejor sal de ellas! Si sabes que tienes un numero de teléfono que conocen todas tus ex amantes, cambia ese numero por otro. Quizás pensarás que: “ese es el número que tengo por años, si lo cambio voy a perder muchos clientes de mi negocio”. El no cambiar el numero es “crear las condiciones“ para pecar. Dios te dice a través de este versículo bíblico que no hagas provisión provisional por tus deseos carnales. Es mejor perder clientes de tu negocio que perder tu alma en el lago de fuego. Hermano, hermana te motivo que mejor te vistas del Señor Jesucristo. Cuando te vistes del Señor no hay maldad en tu corazón, solo hay transparencia.

Abrazos y muchas bendiciones;

Joel Olivencia

PS: Escucha hoy testimonio de un hombre cristiano que fue librado de la lujuria sexual, presiona atadura sexual


Lugar En Cristo

Salmos 24:3-4

¿Quién subirá al monte de Jehová? ¿Y quién estará en su lugar santo? El limpio de manos y puro de corazón;… (Reina-Valera 1960)

Recibí este versículo bíblico en un mensaje de texto que me envió unos de mis hermanos en Cristo Ismael. ¡Wow! ¡Qué tremendo! Me hizo meditar mucho, más cuando se trata de un hermano que refleja la pureza de Cristo, que no se avergüenza del evangelio y que la palabra de Dios esta de continuo en su boca. ¡Así que, gracias Ismael por el testimonio de Dios en tu vida!

Espada de doble filo

Espada de doble filo

Este versículo bíblico se puede utilizar para contrarrestar la atadura sexual de nuestras vidas. Si notas, empieza con una pregunta, y precisamente una pregunta como ésta es precisamente lo que todos nosotros necesitamos cuando nos enfrentamos ante una tentación. Es una pregunta poderosa, primero, porque es la palabra de Dios y segundo, es un versículo bíblico corto y fácil de aprender. Ósea lo puedes usar para pelear con el enemigo y destruirlo por completo cuando trate de amedrentarte para quitarte tu pureza sexual. Nota que este versículo bíblico es como tener un artefacto de guerra altamente  destructora, pero a la misma vez fácil de utilizar, como tan solo presionar un botón. Porque tiene que ver con tu lugar en Cristo, tu fuiste creado para estar con Dios, en su monte santo y en su lugar santo. El enemigo lo sabe, así que tratará de quitarte de tu lugar contaminando tus manos y tu corazón con impurezas. Llévate este versículo bíblico contigo a donde quieras que vallas para que siempre recuerdes cual es tu lugar. Busca otros versículos bíblicos que te puedan ayudar, vea el área de versículos bíblicos de esta página, ahí encontraras versículos bíblicos relacionados a la lucha contra la atadura sexual. Recuerda que la palabra de Dios es como una espada de doble filo, por lo tanto, pídele a Dios que te ayude afilar tu espada para que cada vez, sea más rápida y más letal.

Abrazos y muchas bendiciones;

Joel Olivencia

PS: Escucha hoy testimonio de un hombre cristiano que fue librado de la lujuria sexual, presiona atadura sexual


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.699 seguidores