¿Dónde estás? Relación de Padre e Hijo

Esta enseñanza, sobre la relación de padre a hijo, la compartí ayer 13 de agosto de 2012 en la reunión de hombres del ministerio HVHV en Puerto Rico.

Pongo mi corazón en estas letras y pido a Papá que estas buenas nuevas sigan extendiéndose  a todos nuestros hermanos. ¡Amen!

“¿Dónde estás?” (Génesis 3:9). Relación de Padre e Hijo

Después de Dios haber compartido tanto con su hijo Adán, en cierto día y de repente, Él se percibe de algo extraño en el Edén. Es entonces cuando Dios dice estas palabras que se encuentran citadas en Génesis 3:9: “¿Dónde estás?”. Me imagino que Dios en este momento sintió un fuerte desapego, una lejanía extraña, algo tan fuerte como si le

Gracias Papi Por Todo!

Escultura que una vez le regalé a mi padre Frankie Olivencia… Love You Dad

quitaran lo más que amaba.

Adán había cometido un pecado, al desobedecer a Dios. Esto produjo la muerte (separación) entre Dios y el hombre… Esto es por lo menos lo que hemos aprendido.

Pero Te invito a meditar más allá de lo que realmente ocurrió…

Mi deseo es que recibas en tu corazón que estas dos palabras: “¿Dónde estás?”, tienen que ver con el gran plan de redención de Dios para ti. Aunque aparentan ser dos palabras simples, no lo son.

¡Es aquí donde Dios suelta su primer “gran llanto” de dolor al percatarse que Adán se había separado de Él!

No sé si eres padre o madre para poder relacionarte con este dolor que Dios sintió. Pero el dolor de cuando un hijo es arrebatado de tus manos por las diversas circunstancias que pueden haber en este mundo, tiene que producir un dolor desesperante. Si esta hubiera sido tu caso, como padre, me imagino que harías todo lo humanamente posible para reencontrarte con tu hijo. Me imagino que harías campañas de oración en tu congregación, saldrías en la prensa pidiendo ayuda, quizás desesperadamente enseñarías la foto del muchacho para ver si alguien lo ha visto o quizás te ascenderías a un gran edificio a gritar a los cuatro vientos. ¡Hermano, es lo mismo que Dios Padre sintió por Adan!

La razón por la cual vemos muchas ataduras, ídolos y pecados en el pueblo de Dios es porque el hombre ha perdido la perspectiva de cómo ver  y relacionarse con Dios y no entienden lo que es realmente el pecado para Dios. Ven el pecado como algo meramente prohibitivo.

Hermano y Hermana, Necesitas Ver el Pecado Como Dios lo Ve…

Tu lucha sexual no se trata de un simple pecado o atadura que no has podido vencer por X cantidad de tiempo. Se trata de colocar cosas en tu vida que te separan de Dios después de todo lo que Él hizo por ti en la cruz para recuperarte.

Cuando Dios extrañó al hombre en el Edén, Él sabía lo que había pasado. Él sabía que le habían arrebatado a su hijo, porque la “causa del pecado es muerte (muerte significa separación)”. Toma un tiempo y reflexiona sobre esta pregunta: ¿Odia Dios realmente el pecado? ¡Por supuesto que sí! Pero en realidad, deseo que entiendas esto de una perspectiva diferente, de la manera en que Dios lo ve.

Dios detesta desesperadamente el pecado porque te separa de Él. Más que repudiar el pecado en si, el repudia estar lejos de ti. Dios está desenfrenadamente en busca de ti desde el momento en que clamo: ¿Dónde estás?

Piensa en todo lo que hizo para recuperarte… Dio todo y hasta su vida, sólo para encontrarte de nuevo. Dios, no es un Dios caprichoso. Dios, no prohíbe ciertas cosas para que simplemente le  llamemos pecado o porque meramente “a Él le dé la gana” probar si eres obediente. Él las “prohíbe” porque conoce todo lo que te puede separar de Él.

Por muchos años vi a Dios como alguien que tengo que obedecer, meramente porque Él es Dios todopoderoso y si Él dice que “No” es “No” y punto. Pero esa no es la realidad; la realidad es que todo lo que te separa de tener una relación de padre e hijo con Dios, Él va  a hacer todo lo posible para alejarlo de ti. Llegará el momento en que tú repudiarás también estar lejos de Él. Porque pensarás en todo lo que Él hizo y sentirás dolor; ese dolor te producirá arrepentimiento y el arrepentimiento te producirá odio por el pecado porque sabes que es capaz de distanciarte de Dios.

La realidad es que ya Dios hizo todo lo posible para encontrarte, por eso fue su muerte en la cruz. Pero el hombre y la mujer cristiana de hoy sigue obstinado en alejarse de Él… Aun levantan ídolos sin considerar todo lo que Él hizo. Es triste…

¿Cómo te sentirías, si movieras cielo y tierra para reencontrarte con tu hijo y una vez encontrado, notas que te ignora y está obstinado en otros intereses? Ponte en los zapatos de Dios. Pídele a Dios que te dé este dolor que Él sintió cuando dijo: “¿dónde estás?”

Abrazos y muchas bendiciones;

Joel Olivencia

PS: Reciba hoy una serie 25 Artículos Bíblicos sobre la atadura sexual y deja que la palabra de Dios restaure tu vida de toda vergüenza y dolor que la lujuria sexual a ocasionado en tu vida. Dale clic a 25 Artículos Bíblicos.

Anuncios

Acerca de Joel Olivencia, LPC.

Por la misericordia de Dios soy un hombre cristiano, limpiado con la sangre de Jesús y dispuesto aportar mi granito de arena para ayudar a combatir la atadura sexual que tanto afecta al pueblo de Dios. Deja que el Señor Jesús te ministre a través de este sitio web, inscríbete en nuestro blog, aporta con tu granito de arena escribiendo tus comentarios y compartiéndolo en las redes sociales en que participas. De esta manera ayudarás a esparcir el mensaje de la pureza en todo el mundo. Ver todas las entradas de Joel Olivencia, LPC.

14 responses to “¿Dónde estás? Relación de Padre e Hijo

  • Vinicio.

    Simplemente para decirte que eres inspirado por el Espíritu Santo mi apreciado Hermano Joel Olivencia. Antes de leer el presente artículo ya Dios en su palabra ayer 4:00 am. por su infinita misericordia me llevó al libro de OSEAS capítulo 11 corroborando lo que hoy leo “Donde estás” dice: Amor de Dios ingratitud del pueblo.1. Cuando Israel era muchacho, yo lo amé y de Egipto llamé a mi hijo. 2. Cuanto más los llamaba, más se alejaban de mi. A los baales sacrificaban y a los ídolos ofrecían sahumerios. 3. Con todo yo le enseñé a Efraín. Los llevé en mis brazos, y no conocieron que yo los cuidaba. 4. Con cuerdas de bondad yo los atraje, con lazos de amor. Y FUÍ PARA ELLOS COMO QUIEN LEVANTA A UN NIÑO CONTRA SU MEJILLA. Y me inclinaba y les daba de comer….. el 6. Caerá espada sobre sus ciudades y consumirá sus aldeas a causa de sus designios….. 8 . Como podré abandonarte, oh Efraín….MI CORAZÓN SE CONMUEVE DENTRO DE MI, SE INFLAMA TODA MI COMPASIÓN……Hermano que conmovedor pasaje, no paré de llorar al comprender que sufrimiento tan grande de Nuestro Señor, cuando uno cae en pecado, y la exactitud de esas palabras en tu artículo, (como el hijo pródigo, ó Adán) también me hicieron llorar. Somos obras de sus manos, somos sus hijos por Creación y redención. Volvamos a ser sus hijos predilectos, sintamos su dulce paz y no nos separemos ya más por ningún deleite mundanal Amen

    Me gusta

    • Joel Olivencia, LPC.

      Hno. Vinicio, Wow! Que alegría y gozo leer tu comentario. Me gusto tanto que llamé a mi esposa para que lo leyera. El libro de Oseas es uno de mis favoritos, ya que es uno donde se puede ver plasmado los sentimientos y deseos de Dios hacia nosotros. Me pasa igual que a ti hermano, siempre que lo leo lagrimas bajan de mis ojos, ya que es un libro donde podemos ver el contraste del furor y desespero de Dios por las cosas que nos separan de El, pero que a la misma ves podemos ver su gran compasión hacia nosotros.¡Wow, Dios es grande, su amor es tanto que nos separa del pecado!

      Me gusta

  • Juan

    Excelente hermano. Dios te siga usando! Este articulo me ha hecho reflexionar y me ha levantado el ánimo para continuar. Bendiciones!

    Me gusta

  • Betsabé

    Tengo mucho que reflexionar y poner en práctica, y puedo decir que es díficil luchar contra los malos hábitos.

    Me gusta

  • carmen

    Que hermoso te esta usando El Espiritu Santo!!! GRacias por ser un hijo obediente, estoy en la lucha, y se muy bien que Dios me sacara victoriosa!!

    Me gusta

  • Wally

    Waooo!!! Poderoso, De verdad te puedo decir que yo como padre entiendo perfectamente como se siente cuando esto pasa y no es facil, cuando uno esta en pecado se aleja de Dios y exactamente uno como padre es lo que uno no quiere que pase con nuestros hijos que se alejen de nosotros al contrario uno siempre quiere tenerlos. De verdad tremenda enseñansa y tremendo angulo uno puede verlo facilmente de otra perpectiva y ponerlo en practica. Bendecido!

    Me gusta

  • Raul

    Dos palabras impactantes Joel, hay que mantenerlas presentes en todo momento.

    Me gusta

  • saul

    gracias amigo por ayudarme a reflexionar sobre mi pelea de cada dia ESTA DANDO FRUTO!!!!

    Me gusta

  • IVAN

    DIOS ES NUESTRO PADRE QUE NOS CUIDA Y GUIA EN TODO MOMENTO .NUESTRA PUREZA DEPENDE DE EL .

    Me gusta

  • Angel

    He leído atentamente , y la forma como odia el pecado D-os, no lo había visto de esa forma, ahora me preocupare de no pecar para no alejarme de ël, y no perder su amor.
    Angel

    Me gusta

Deja Tu Comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: