Archivo del Autor: Joel Olivencia, LPC.

Acerca de Joel Olivencia, LPC.

Por la misericordia de Dios soy un hombre cristiano, limpiado con la sangre de Jesús y dispuesto aportar mi granito de arena para ayudar a combatir la atadura sexual que tanto afecta al pueblo de Dios. Deja que el Señor Jesús te ministre a través de este sitio web, inscríbete en nuestro blog, aporta con tu granito de arena escribiendo tus comentarios y compartiéndolo en las redes sociales en que participas. De esta manera ayudarás a esparcir el mensaje de la pureza en todo el mundo.

Confesar Mi Lucha

Santiago 5:16

“Por eso, confiésense unos a otros sus pecados, y oren unos por otros, para que sean sanados. La oración del justo es poderosa y eficaz”. (NVI)

Si hay áreas en tu vida que aun no le has entregado a Dios cuando te convertiste,  eso quiere decir que están ocultas o aisladas en una esquina de tu corazón. Las escondemos tanto porque tenemos miedo al qué dirán o al qué pasará si los hermanos conocen mi verdadero yo. Lo mismo ocurre con la atadura sexual, cuando ocultas conductas, pensamientos o sentimientos relacionados a tu

Confesar

Confesar

atadura sexual, le estás regalando poder al enemigo para continuar manteniéndote atado. Pero cuando  las dices, estás exponiendo tu pecado a la luz y le estás quitando poder al enemigo.

Esto puede sonar fácil, pero en realidad requiere de mucha humildad, valentía y arrepentimiento de tu parte. Requiere que te desprendas de tu pecado aunque sea con dolor.

Esto significa que para ser libre, debes empezar a exponer tu lucha a la luz de Cristo. Además, significa que necesitas confesar tu lucha con un pastor, líder o un amigo que sea sabio. Debes entender que esta lucha no se lucha solo, se lucha con un amigo a quien le puedas rendir cuentas constantemente, alguien que pueda orar por ti en momentos que sientas que caerás rendido a la atadura sexual.

Piensa y sé sincero contigo mismo: si has estado solo todo este tiempo y  has tratado de romper con tu atadura sexual y no lo has logrado, entonces significa que necesitas un compañero de guerra que te ayude a ser libre y sanado.

Abrazos y muchas bendiciones;

Joel Olivencia

PS: Reciba hoy una serie 25 Artículos Bíblicos sobre la atadura sexual y deja que la palabra de Dios restaure tu vida de toda vergüenza y dolor que la lujuria sexual a ocasionado en tu vida. Dale clic a 25 Artículos Bíblicos.


Ansiedad

Juan 8:32

“y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres”.

¡Wow! Este versículo es uno de mis favoritos y aunque no lo creas tiene que ver mucho con la atadura sexual.

Te explico porqué.

Cuando el hombre o la mujer lucha contra su atadura sexual, usualmente tiene pensamientos sobre situaciones que aun no han pasado o que quizás nunca pasarán.

Por ejemplo pensamientos como: “tengo que Libre de la Atadura Sexualmasturbarme para calmarme”, “mejor sedo ahora, si como quiera voy a caer después”, “esa tentación es muy fuerte no podre vencer”.

La ansiedad no es otra cosa que tener preocupaciones o miedos hacia el futuro. Por ejemplo, si usted ve un gran oso que se le para de frente,  sentirás miedo, pero este miedo es bueno porque te preparará. Tu sistema de alerta se activará, tu corazón latirá más fuerte y tu cuerpo segregará adrenalina que te ayudará a huir o defenderte.

Muy similar, la ansiedad también es un miedo, pero es un miedo tóxico. La ansiedad es un miedo hacia el futuro, un miedo adelantado por algo que aún no ha ocurrido o algún miedo irreal, mejor conocido como una preocupación.

El problema de la ansiedad.

El problema es que la ansiedad te producirá la misma reacción fisiológica que cuando sientes un miedo real (es decir como un oso al frente tuyo), tu sistema de alerta se activará, tu corazón latirá más fuerte y tu cuerpo segregará adrenalina, eventualmente tu cuerpo se fatigará por tanta preocupación.

El enemigo conoce como funciona el cuerpo humano, así que te pondrá mentiras en tu corazón porque sabe que éstas te causarán preocupaciones.

Ejemplos de estas mentiras pueden ser: “no podré salir de esta atadura sexual”, “mi esposa no está en casa, cuando llegue no podré resistir la tentación de consumir pornografía en la computadora”, “salí temprano, ¿qué haré con todo este tiempo libre?, “hoy empezaré a vivir en pureza, pero no se si lo lograré por más de un mes”, “tengo miedo a que sin querer, vea una joven con malos ojos” o “si llego a casa y mis papás aún no han llegado, nadie me va ver si consumo pornografía”.

Estos son  ejemplos de tantos pensamientos que surgen en una persona que está luchando contra la atadura sexual. Entonces aquí es que entra en juego este versículo poderoso: “y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres”.

Para tu ser libre de una mentira tienes que conocer la verdad.

La verdad es que Dios te ha dado poder y dominio propio para vencer (2 Timoteo 1:7), la verdad es que realmente puedes cambiar y que no estarás toda tu vida así (2 Timoteo 3:16), la verdad es que puedes ser libre de toda fantasía (2 Corintios 10:5 y Filipenses 4:8 ), la verdad es que puedes aprender y practicar pureza hasta que sea una costumbre en tu vida (Hebreos 5:14) y la verdad es que hay esperanza y que puedes confiar en Dios y sentir su paz.

¡Conocer la verdad, te hará libre de tus ansiedades y la verdad se encuentra en la palabra de Dios! Si buscas en la palabra, encontrarás una verdad por cada mentira de tu corazón. Por cada pensamiento irracional encontrarás un versículo bíblico que te dará entendimiento. La clave está en sustituir una mentira o preocupación por una verdad. Cuando llegue esa verdad, empieza a darle gracias a Dios por su palabra.

Abrazos y muchas bendiciones;

Joel Olivencia

PS: Reciba hoy una serie 25 Artículos Bíblicos sobre la atadura sexual y deja que la palabra de Dios restaure tu vida de toda vergüenza y dolor que la lujuria sexual a ocasionado en tu vida. Dale clic a 25 Artículos Bíblicos.


Sácalo, échalo lejos.

Atadura Sexual | RompiendoCelularMateo 18:9

“Y si tu ojo te es ocasión de caer, sácalo y échalo de ti; mejor te es entrar con un solo ojo en la vida, que teniendo dos ojos ser echado en el infierno de fuego”. (Reina Valera 1960)

A través de este versículo podemos ver a un Jesucristo radical en contra del pecado. Tan radical que dice que si tu ojo te hace caer, quítatelo.

¿Por qué Jesús tomo como ejemplo el ojo?

Primero, el ojo representa una parte del cuerpo bien importante para cualquier persona. Al igual que el ojo, cuanta veces en nuestra vida tenemos cosas que realmente son importantes para nosotros, pero que a la misma ves nos hace caer  en pecado alimentando nuestra atadura sexual. Es muy probable que para eliminar la atadura sexual de tu vida, tengas que eliminar cosas que te duelan eliminarlas.

Si algo te hace caer, no importa cuan significativo sea,  Jesús te recomienda que lo saques y que también lo alejes de ti. A veces, eliminamos ciertas cosas de nuestra vida pero no la alejamos. Las mantenemos cerca de nosotros por pena o por que en tu interior sabes que no lo has eliminado por completo. Lo quieres tener cerca para recurrir a ella en ciertas ocasiones. Esta actitud puede ser bien peligrosa ya que te puede costar la eternidad. El pecado no tan sólo se saca también se tiene que echar lejos de tal manera que no lo puedas acceder de nuevo.

Me gusta como la versión Dios Habla Hoy traduce este versículo ya que deja ver bien claro que tenemos que hacer el ejercicio de alejar el pecado: “Y si tu ojo te hace caer en pecado, sácatelo y échalo lejos de ti; es mejor que entres en la vida con un solo ojo, y no que con tus dos ojos seas arrojado al fuego del infierno”.

En segundo lugar, Jesús usó el ejemplo del ojo, porque al igual que el ojo, eliminar una atadura sexual dolerá como si te estuvieran quitando algo que es parte de ti. Pero Jesús te dice que aunque duela quítalo, por que es mejor entrar a la vida,  que ser arrojado al fuego con dos ojos. Como dice el popular refrán: “como quieres ver cambios en tu vida, si sigues haciendo las mismas cosas”.

A través de este versículo puedes reflexionar y pensar que cosas tienes que erradicar de tu vida para ser libre de la atadura sexual. Sea lo que sea, significativo o no, nada es más importante que la salvación de tu alma. Quizás tengas que arrancar de tu vida la computadora que tanto te hace caer, quizás tengas que eliminar y echar lejos de ti tu celular inteligente, por uno sencillo que no tenga internet o “Wi-Fi” o quizás tengas que eliminar unas amistades que no te edifican. Sea lo que sea, importante o no, si te hace caer sácalo y arrójalo lejos de ti.

Abrazos y muchas bendiciones;

Joel Olivencia

PS: Reciba hoy una serie 25 Artículos Bíblicos sobre la atadura sexual y deja que la palabra de Dios restaure tu vida de toda vergüenza y dolor que la lujuria sexual a ocasionado en tu vida. Dale clic a 25 Artículos Bíblicos.


Evitar Atadura Sexual

Proverbios 5:8Cual Camino | Atadura Sexual

“Aleja de ella tu camino, y no te acerques a la puerta de su casa” (Versión Reina Valera, 1960)

Definitivamente este versículo tiene mucho significado cuando hablamos sobre la atadura sexual. En la biblia (Sefer Davar, una traducción reconocida por ser muy fiel a los textos originales), traduce este versículo de la siguiente manera: “Distancien su senda de ella, quédate lejos de la puerta de su casa”.

Esta palabra tiene dos palabras importantes, “camino” y “puerta”. El “camino” se refiere a todo ese ritual pecaminoso que recorres antes de caer sumergido en tu pecado habitual.

La “puerta” es cuando accedes el pecado para consumirlo. Este es el punto en donde decides cometer tu acto final. Lo triste de todo, es que precisamente fue el acto lo que tanto trataste de postergar. Ya que sabes que cuando todo se acabe, vendrá coraje, sentirás insuficiencia o tristeza en tu corazón por haber desobedecido a Dios. Tristemente otros tratan de postergar el “acto” final, para tratar de obtener todo el placer posible, sólo para darse cuenta que su corazón se quedó aun más vacío.

El “camino” lo puedes relacionar con el camino que muchas veces recorriste para consumir la lujuria sexual. Esta puede ser una avenida, puede ser un lugar preciso, una circunstancia, un patrón de clics en la Internet en donde usualmente comienzas con paginas seculares que no son malas pero que son puentes para acceder contenido pornográfico.

La “puerta”, hoy día, lo puedes relacionar a la acción de abrir una computadora portátil para consumir pornografía o todas las puertas extrañas que atravesaste cuando visitaste adulterio o fornicación.

Este versículo nos enseña sobre la importancia de “evitar”. Muchos hombres se quedan atados a la pornografía, a la masturbación, fornicación y al adulterio porque no han cancelado todas esas puertas o caminos para evitar la inmoralidad sexual.

Hay circunstancias que realmente son inevitables, en donde tendrás que usar otras estrategias para luchar contra la atadura sexual, por ejemplo, una tentación repentina que tengas que disciplinarte para tomar control sobre la custodia de los ojos o una oferta sexual no buscada, el enemigo se las ingeniará para presentarte este tipo de tentación.

Dios te pide que en las circunstancias que si puedas evitar, seas un un buen administrador y le des toda la gloria a El. En otras palabras que seas un buen mayordomo de todo lo que Dios te ha dado para que administre, es decir tu vida, tu tiempo y todo lo que tienes.

Pero en las mayorías de la ocasiones para luchar contra la atadura sexual tendrás que hacerlo evitando. Evitar, significa no exponerte a una situación de riesgo, la idea es alejarte del riesgo para acercarte a Dios. Significa usar otros caminos lejos del camino que antes usabas para alimentar tu atadura sexual. Esto puede significar ponerle un filtro a la computadora o eliminarla por completo. Puede significar rendir cuentas con un amigo de confianza, hablar con un pastor o con tu cónyuge.

Cada caso es distinto y requiere decisiones precisas que Dios pondrá en tu corazón para evitar la atadura sexual. Es bien importante que cuando Dios ponga algo en tu corazón sobre una decisión que debes tomar seas sensible a su voz. Es mas fácil corregir pocos pasos, que muchos pasos lejos de Dios. ¡Toma la decisión hoy!

Abrazos y muchas bendiciones;

Joel Olivencia

PS: Reciba hoy una serie 25 Artículos Bíblicos sobre la atadura sexual y deja que la palabra de Dios restaure tu vida de toda vergüenza y dolor que la lujuria sexual a ocasionado en tu vida. Dale clic a 25 Artículos Bíblicos.


Atadura Sexual – Job 31:1 Pacto Con Mis Ojos

Job 31:1
“Hice pacto con mis ojos; ¿Cómo, pues, había yo de mirar a una virgen?” (Reina Valera 1960)
¿Sabías que Job hizo pacto para no mirar a una mujer de forma lujuriosa? No sé si te habías percatado de este versículo, pero sí, Job hizo un pacto radical para no mirar lujuriosamente a una mujer. La Biblia Nueva Versión Internacional, traduce este versículo de la siguiente manera: “Yo había convenido con mis ojos no mirar con lujuria a ninguna mujer.”

Es interesante pensar, como un hombre que Dios lo describió como uno “recto e intachable” tuvo en algún momento de su vida tomar la decisión de no mirar más a una mujer con lujuria sexual. No es difícil concluir que Job en algún momento de su vida luchó contra la lujuria sexual y tuvo que erradicarla por completo haciendo un pacto con sus ojos.

Nuestra cultura latina nos ha enseñado que nosotros los hombres tenemos el derecho de mirar a toda mujer que nos pase por el lado para confirmar nuestra masculinidad. Eso es un error porque Dios aborrece la codicia.

En los tiempos bíblicos los pactos tenían una característica peculiar. El pacto era un contrato de compromiso por ambas partes en donde se incluía un símbolo u objeto que tenía el propósito de recordar ese pacto. Es por eso, que cuando ocurría un pacto se acostumbraba colocar unas piedras una encima de la otra para que se vieran de lejos y cada vez que todos los que estuvieran involucrado en ese contrato vieran las piedras lo recordaran.

Por eso es que Dios levantó un arco-iris, para que cada vez que llueva y parezca que ocurrirá una terrible tormenta puedas mirar el arco iris y recordar que Dios hizo un pacto de no destruir nunca más la tierra con agua. El tener un objeto visible para recordar pactos sólo se practicaba en los tiempos bíblicos. Hoy día, para hacer un contrato usamos un pedazo de papel que muchas veces se pierde o quizás se encuentre guardado en una caja que está escondida en algún rincón de la casa.

Job hizo pacto con Dios de no mirar más a una mujer con lujuria. La idea de hacer un pacto tiene un significado muy poderoso. Aquí está la clave de todo esto, el pacto bíblico es visual, igual que la lujuria sexual para el hombre también es visual.

Esto quiere decir que podemos usar el pacto bíblico para contrarrestar la tentación de mirar a un un hombre o una mujer con lujuria. Como el pacto bíblico tiene un componente visual puedes buscar objetos visuales que te ayuden a recordar el pacto. ¿Cuales pueden ser esos objetos? Puede ser tu casa, puede ser un objeto especial que tu cónyuge te regaló y que siempre lo tienes en el carro, puede ser una foto de tu primer hijo o de tu familia, puede ser tu sortija de matrimonio o puede ser una foto de tu esposa en tu celular. La idea es que seas creativo, Dios fue creativo, creó un arco iris.

Cada vez que miremos ese pacto podremos cambiar nuestro pensamientos a unos llenos de gratitud. La gratitud es un estado completamente distinto a la ingratitud. La ingratitud te lleva a borrar de tu mente el gran valor de las cosas que Dios te a permitido tener. Te lleva a un estado de quejas en donde comenzarás racionalizar conductas pecaminosas. Mientras la gratitud te hace valorar lo que tienes ahora y confiar en Dios por las cosas que esperas, por lo tanto tus acciones serán correctas.

¿Te atreves hacer un pacto con Dios de nunca más ver a un hombre o mujer con lujuria como lo hizo Job?

Así como el arco iris, que cada ves que aparece y lo veas en el cielo, recuerda que Dios también lo esta mirando junto contigo y recordando su pacto. Así también haz un pacto bíblico con Dios hoy para que cuando sientas la tentación de mirar a una persona con lujuria, mejor mires el pacto bíblico que hiciste con Dios. Y si quieres llevar este reto a un nivel mucho más radical puedes incluir a tu esposa como una de las partes del contrato y si no tienes esposa incluye a un amigo de confianza.

Abrazos y muchas bendiciones;

Joel Olivencia

PS: Reciba hoy una serie 25 Artículos Bíblicos sobre la atadura sexual y deja que la palabra de Dios restaure tu vida de toda vergüenza y dolor que la lujuria sexual a ocasionado en tu vida. Dale clic a 25 Artículos Bíblicos.


Pensamientos

Filipenses 4:8

“Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero 1, todo lo honesto 2, todo lo justo 3, todo lo puro 4, todo lo amable 5, todo lo que es de buen nombre 6; si hay virtud alguna 7, si algo digno de alabanza 8, en esto pensad”.

Este versículo se relaciona grandemente con el tema de la atadura sexual, porque precisamente nos habla de qué forma y en que cosas debemos  pensar. Pensar otras cosas fuera de este versículo bíblico sólo te llevará a vivir una vida habitualmente pecaminosa. En este versículo vemos plasmados  8 filtros mentales que podemos utilizar para filtrar pensamientos malignos de nuestra mente.

Muchos antes de que Albert Elis o Beck,  postularan que nuestras conductas son una consecuencia de cómo pensamos, ya Dios había hablado sobre 8 filtros mentales que podemos utilizar para luchar en contra de cualquier pensamiento tóxico.  Dios quiere que pensemos en todo lo verdadero, todo lo honesto, lo justo, lo puro, lo amable, lo de buen nombre, lo que tenga virtud y lo que es digno de alabanza.

Debes entender que eres responsable de lo que piensas, en otras palabras eres responsable en escoger tu pensamientos. Muchos hombre o mujeres carecen de vencer la batalla en contra de la atadura sexual por que pierden la batalla en su mente primero.

Nota como este ejercicio puede ayudar a controlar tus pensamientos. La idea es que nuestro esfuerzo no debe estar en eliminar pensamientos malignos o reprender al enemigo solamente, sino que en pensar en lo correcto, es decir en “todo lo verdadero, todo lo honesto, lo justo, lo puro, lo amable, lo de buen nombre, lo que tenga virtud y lo que es digno de alabanza” por consiguiente los pensamientos malos se irán.

En otras palabras, tu enfoque debe ser pensar en lo correcto y no simplemente batallar el pensamiento malo. Precisamente eso es nuestro error, gastamos mucha energía reprendiendo al enemigo o quejándonos por nuestros pensamientos malos, cuando Dios lo que quiere es que lo obedezca amándolo con todo tu corazón.

Hoy te invito a que pienses en cosa diferentes, piensa en Dios, piensa en las cosa buenas que debes  hacer, piensa en como puedes bendecir a tu conjugue, piensa en el propósito de Dios para tu vida y piensa de que manera puedes agradar a Dios. Claro los pensamientos de la lujuria sexual van a llegar, especialmente si llevas años luchando, pero puedes usar Filipenses 4:8 para filtrarlos y no dejar que merodeen tu mente.

Abrazos y muchas bendiciones;

Joel Olivencia

PS: Reciba hoy una serie 25 Artículos Bíblicos sobre la atadura sexual y deja que la palabra de Dios restaure tu vida de toda vergüenza y dolor que la lujuria sexual a ocasionado en tu vida. Dale clic a 25 Artículos Bíblicos.


Espera un poco, no sedas y aguantate

Job 37:14 “Espera un poco, Job, y escucha; ponte a pensar en las maravillas de Dios.” Este versículo es impresionante y aunque en el contexto bíblico Job,  no estaba pasando por un proceso de atadura sexual,  lo podemos utilizar como armadura de defensa cuando el enemigo quiera atacarnos.

Vendrán momentos en los que la opción para pecar se te presentará en bandeja de plata (accesible). Dios, a través de este versículo bíblico  te dice: “espera un poco” , “no sedas”, ¡aguántate!

Hermano y Hermana tú tienes el derecho de esperar. Pero… Esperar en que?

El enemigo te va  hacer  pensar en que no podrás resistir la tentación, que todo las condiciones están perfectamente alineadas para consumir el pecado y que no podrás resistir. ¡Pero eso es una mentira!

Recuerda que el enemigo tiene prisa para hacerte pecar. Así como un vendedor que está desesperado por venderte su producto, el enemigo esta desesperado por hacerte caer rápido. Al enemigo no le gusta el ejercicio de esperar, él sabe que si tu esperas, tendrás  la oportunidad de escuchar la voz de Dios que vendrá a intervenir. El enemigo sabe que si tu esperas, tienes la oportunidad de meditar en la palabra de Dios y  sabe que nuestro Redentor le dañará su negocio.

Este versículo tiene tres acciones que debes hacer en fe, es decir: “Espera, Escucha y Piensa”. Recuerda que la fe es creer en la palabra de Dios, ejercerla en tu vida, sin importar como te sientas, sabiendo que Dios promete buenos resultados.

Esperar no quiere decir quedarte al frente de la tentación a ver si eres fuerte. Todo lo contrario, debes huir de ella y/o cortar de raíz toda provisión en donde puedes acceder pecado.

Esperar no significa esperar en el pecado, sino esperar en la provisión de Dios.

Segundo, debes escuchar. Es decir, escuchar la palabra de Dios que esta en tu corazón. Cuando empiezas a escuchar la voz del Espíritu Santo que esta redarguyendo notarás toda la mentira engañosa que hay alderredor de la tentación.

Y tercero, pensar en las maravillas de Dios. ¡Wow! No hay nada que este mundo pueda ofrecer, que se puede comparar con las maravillas que Dios tiene reservado para ti. Cuando pones tu mirada en las maravillas de Dios, notarás que realmente la tentación no es tan grande como lo presumías. Notarás que el ruido de esa tentación que tanto temías, se convierte en ladridos de un cachorro.

Recuerda siempre que el Espíritu de Dios vendrá para inspirarte confianza. No todo se quedará igual, realmente podrás vencer la atadura sexual, sólo se persistente y “ponte a pensar en las maravillas de Dios”.

 

Abrazos y muchas bendiciones;

Joel Olivencia

PS: Reciba hoy una serie 25 Artículos Bíblicos sobre la atadura sexual y deja que la palabra de Dios restaure tu vida de toda vergüenza y dolor que la lujuria sexual a ocasionado en tu vida. Dale clic a 25 Artículos Bíblicos.