Archivo de la etiqueta: Efesios 4:16

Cuerpo de Cristo

Efesios 4:16

“y por medio de Él todo el cuerpo esté formado y unido por todas las coyunturas, según el don que le es proporcionado por medida a cada miembro para el crecimiento del cuerpo, para que se complete su edificación en amor.” (Biblia Pechitta, versión traducida de los manuscritos arameos)

Se que deseas fuertemente que  Jesús  elimine todas tus debilidades, ¿verdad? Quizás estás tan enfocado  luchando  solo, que se te olvida que ese mismo Jesús que tanto deseas que te quite tu atadura sexual, se manifiesta en tu vida a través de su

Cuerpo de Cristo

Cuerpo de Cristo

cuerpo, su iglesia, en donde precisamente,  Él es la cabeza. Se te olvida que eres parte de un cuerpo y que no puedes crecer aislado de éste, porque de lo contrario te pudrirías.

No te estoy diciendo que ahora tienes que ir a tu iglesia y gritar a los cuatro vientos que tienes una cadena que se llama atadura sexual.

No, no tiene que ver con nada de eso, debemos  ser cuidadosos. Dios en su propio cuerpo tiene recursos para ayudar a su propio cuerpo crecer. De la misma manera que el cuerpo humano tiene un corazón, pulmones huesos, hígado, riñones y ext., el cuerpo de Cristo tiene diferentes funciones, talentos, capacidades o diferentes dones que ayuda a su propio cuerpo crecer.

Referente a la lucha en contra la atadura sexual, existen consejeros bíblicos, pastores muy bien preparados, grupos de apoyos y amigos íntegros de confianza para ayudarte en tu lucha contra la atadura sexual. La palabra de Dios es claro en ésto: “todo el cuerpo esté formado y unido por todas las coyunturas, según el don que le es proporcionado por medida a cada miembro para el crecimiento del cuerpo”. En estos últimos tiempos Dios está restaurando lo que falta de ser restaurado para que cuando venga a buscar a su pueblo estemos listo. Hermano y hermana, Dios quiere quitarte toda mascara, Dios quiere hacerte libre de toda secretividad y una manera poderosa de poder lograr victoria sobre la atadura sexual es hablando con un amigo o un pastor.

¿Por qué te escribo sobre el cuerpo de Cristo y nuestra dependencia entre si, como un solo cuerpo? Es por la sencilla razón de que Dios no quieres que luches solo. ¿Para qué luchar solo? Si ya has tratado solo y no a has podido vencer. Otro angulo que quiero tocar es que cuando busques ayuda, no busques ayuda fuera del cuerpo. Como buscando amigos in-conversos o Cristianos que no están preparados, ya sea porque son recién convertido o carecen de buen testimonio. Busca a hermanos de confianza y rectos ante Dios. Recuerda que cada parte del cuerpo tiene su función.

Sólo una nota importante, si eres un varón, busca ayuda con un varón. Si eres mujer, busca ayuda con una mujer. No queremos caer en el peligro que muchos han caído de contar sus luchas sexuales con una persona de su sexo opuesto. Proverbios 27:17 dice: “El hierro con hierro se afila, Y un hombre aguza a otro”.

¡No luches solo! Busca ayuda de ministerios con base bíblica que están ayudando a edificar y restaurar la pureza sexual en el cuerpo de Cristo. ¡Busca ayuda! ¡Aléjate de la secretividad!

Abrazos y muchas bendiciones;

Joel Olivencia

PS: Reciba hoy una serie 25 Artículos Bíblicos sobre la atadura sexual y deja que la palabra de Dios restaure tu vida de toda vergüenza y dolor que la lujuria sexual a ocasionado en tu vida. Dale clic a 25 Artículos Bíblicos.