Archivo de la etiqueta: Esfuérzate

Yo Te Ayudaré

soldados ayudando

soldados ayudando

1 Crónicas 19:12-14

12 Y dijo: Si los sirios fueren más fuertes que yo, tú me ayudarás; y si los amonitas fueren más fuertes que tú, yo te ayudaré. 13 Esfuérzate, y esforcémonos por nuestro pueblo, y por las ciudades de nuestro Dios; y haga Jehová lo que bien le parezca.

Si visitas esta página, es muy probable que tu lucha sea contra la atadura sexual y no contra los amonitas y sirios como lo fue en el contesto de este versículo bíblico. Pero este versículo  encierra una gran verdad que podemos usar para saber como batallar en contra de la lujuria sexual o contra cualquier situación que estés afrontando.

Si lees el capítulo completo notarás que el enemigo levantó dos fuertes de batalla contra Israél, es decir dos ángulos de ataques. Cuando el rey David oyó sobre la amenaza de los amonitas y sirios, envió a Joab a defender al pueblo de Dios. Así que Joab tenía una gran encomienda. Pero cuando Joab vio que el enemigo había levantado dos fuertes, Joab pidió ayuda de su hermano Abisai.

La acción de Joab pedir ayuda a su hermano demuestra mucha humildad en su corazón. Joab siendo un poderoso guerrero del rey David, supo pedir ayuda a su hermano, cuanto más nosotros también debemos pedir ayuda cuando nos enfrentamos al enemigo de la lujuria sexual.

Cuando se trata de la batalla en contra de la lujuria sexual, el hombre o la mujer afronta muchos frentes de batallas, es decir muchos ángulos de ataques por parte del enemigo. Ejemplos de esto es la televisión, la computadora, teléfonos, tabletas, anuncios sensuales en la carreteras, poca ropa en la vestimenta y muchos otros más. No obstante, esto no debe ser una escusa para no perseverar en tu compromiso de pureza. No importa cual sea las circunstancias, siempre hay una salida, Dios quiere que te mantengas victorioso y esto es más fácil cuando tienes ayuda.

Pensar que puedes solo, o que tu no estás “tan mal” como para que tu hermano conozca sobre tus luchas es un error.

Para batallar contra un ejercito como lo es la lujuria sexual necesitas hermanos de guerra que batallen contigo, no puedes solo, de lo contrario morirás. Tu hermano de guerra debe saber cuales son tus posibles debilidades y estar dispuesto a defenderte si lo necesitas. Tu hermano de guerra es el que pelea por ti cuando estas débil y tu harás lo mismo por él cuando él esté débil.

No esta mal ser débil, por que somos humanos. Pero si está mal quedarte callado y no pedir ayuda cuando el enemigo levanta frente de batalla en contra tuya. Creer que puedes pelear solo es un engaño del enemigo y demuestra orgullo en ves de humildad. El enemigo de nuestras almas puede contra el orgullo, pero jamás podrá vencer un corazón humilde.

Notas importantes en tu proceso de buscar ayuda con un hermano o hermana:

  1. Habla con un hermano o hermana de buen testimonio. (ejemplos: pastor, mentor, consejero, anciano)
  2. Si eres hombre, busca a un hermano y si eres mujer, busca a una hermana.
  3. Has el compromiso con el o con ella de rendirse cuentas semanalmente o una llamada corta diaria.
  4. Ora mucho y pídele a Dios que te ayude a echar todo orgullo afuera y te de un corazón humilde en este proceso.

Será de bendición para ti y para otros lectores si nos compartes cual va hacer su compromiso en tu proceso de buscar ayuda en los comentarios abajo.

Abrazos y muchas bendiciones;

Joel Olivencia

PS: Reciba hoy una serie 25 Artículos Bíblicos sobre la atadura sexual y deja que la palabra de Dios restaure tu vida de toda vergüenza y dolor que la lujuria sexual a ocasionado en tu vida. Dale clic a 25 Artículos Bíblicos.